jueves, 7 de febrero de 2013

Mitología contemporánea

El rapto de Europa, Tiziano
En estos tiempos amorales y de ateísmo recalcitrante se hace cada vez más imprescindible la guía moral que sólo la auténtica y verdadera religión puede ofrecer. ¿El budismo? No, hombre. ¡La verdadera religión de los dioses del Olimpo! Sí, aquellos seres orgullosos y vengativos  que se traicionaban, ponían los cuernos y usaban a los humanos como marionetas de sus juegos, guerras y rencillas. ¡Oh, mortales! ¡Acercáos al oráculo para que Apolo os convierta en gavilán! ¡Cómo! ¿No se creen que la de los antiguos griegos sea la única religión verdadera? A los hechos me remito. La constante presencia de los dioses entre nosotros, pobres mortales, debería ser prueba suficiente, ¿no? Y no, no me refiero a las antiguas historias de la edad de los héroes, cuando Zeus convertido en toro bajaba a la tierra para raptar a la bella Europa. ¡Eso sigue ocurriendo! Sí, estimado/a lector/a. Pero ojeemos un momento el pasado para entender el presente. Decíamos que el poderoso Zeus se disfrazó de toro para raptar a Europa. Si tenemos en cuenta que el tamaño del miembro de un toro puede medir en torno a un metro (!) entenderemos como lo tuvo que pasar la bella fenicia (¡Ouch!). Ahora pensemos, ¿quién tiene aspecto de bóvido mal follado y se dedica a dar por culo a Europa? ¡Bingo! Zeus se ha encarnado en Frau Merkel para joder a Europa otra vez.

¿Creían que la Unión Europea funcionaba así?
 
Pues se equivocaban. Así es como funciona de verdad este cotarro:
 

 
 
 
Y ya sabemos de donde sacó Rajoy la idea de aplicarnos el fist-fucking a todos. ¿Ven? Todo tiene una explicación. Ahora habrá que ver si tiene una solución...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada