viernes, 11 de enero de 2013

A joderse, he vuelto

¡He vuelto! Tu dosis diaria/mensual/anual/de-pascuas-a-ramos de ironía, cinismo, gilipolleces y reflexiones sobre el sentido de la vida está aquí de nuevo. Disculpen la tardanza, estaba evitando el apocalipsis maya. Así que ya saben, me deben la vida. Pero como sus asquerosas vidas no valen un carajo seguiré siendo pobre cual rata. Yo también les quiero. Pero ya está bien de ponernos ñoños y sentimentales, vamos al grano.
La cuestión es que nuestro planeta acaba de completar una vuelta alrededor del sol (y van más de 4.500 millones) y unos primates lampiños y cabezones hemos decidido celebrarlo (bueno, no todos, otros primates chinos aún más lampiños lo harán dentro de un par de meses, lo que demuestra que la Tierra no empezó a girar alrededor del sol uniformemente). La cuestión es que como hacer balance del 2012 no tiene sentido (el de Bankia es la suma del de todos nosotros), pensemos en el futuro. Es fácil, tengo los mismos propósitos para 2013 que tenía para el 2012 y el 2011 y el 2010...

1.- Ir a Nueva Inglaterra, subirme a lo alto de un acantilado en una noche de tormenta en Rhode Island y gritar "Ia Sub-Niggurath, R'lye Cthulu C'tahn". A ver qué pasa (eso sí que es un apocalípsis y no lo de los Mayas).

2.- Sobrevivir a mi terrible encuentro con las criaturas Lovecraftianas.

3.-Dominar el mundo.

4.- Viajar en el tiempo (aunque es irrelevante CUANDO lo haga).

5.- Contar hasta infinito.

6.- Inventar propósitos nuevos.

Y lo más importante de todo: ¡averigüar de una puñetera vez si el gato de Schoeringer esta vivo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada